cámara de combustión, válvulas, pistones

QMI FUEL TREATMENT – Tratamiento para combustible


El tratamiento para combustible de QMI

Es una fórmula profesional de alta tecnología y de calidad superior diseñada para limpiar el circuito de combustible del depósito al escape.

Esta fórmula altamente concentrada disuelve los depósitos de goma, carbón y barniz mientras elimina el agua de manera segura y los contaminantes a través del proceso de combustión. Limpia los inyectores de combustible (diesel y gasolina) para restaurar y mantener los patrones de pulverización, limpia las válvulas de admisión y las cámaras de combustión.
Su fórmula «sin alcohol» lubrica mientras acondiciona para evitar que depósitos futuros se adhieran a las superficies.
Reduce tintineos y emisiones perjudiciales.
No contiene alcohol ni metanol u otros disolventes nocivos, eliminando riesgos sobre la salud y sobre componentes de automoción sensibles.

Beneficios del tratamiento para combustible de QMI:

  • Limpia el circuito de combustible
  • Limpia inyectores, válvulas, cámaras de combustión
  • Mejora la combustión
  • Mejora del rendimiento
  • Reducción de emisiones
  • Reducción del mantenimiento y de averías costosas
  • Facilita el arranque en frío
  • Reducción de tintineos
  • Reducción del consumo de combustible
  • Seguro para el sensor de oxígeno y para el catalizador
  • Elimina el agua
  • Lubrica cilindros, válvulas y aros

Componentes y beneficios del tratamiento para combustible de QMI:

QMI Fuel Treatment supera los beneficios de muchos tratamientos combinados para el combustible en un único producto, económico y fácil de usar y sus componentes aportan los siguientes beneficios:
  • Detectores de agua: eliminan la tan dañina humedad para proteger contra el óxido, la corrosión y la congelación. Disuelven el agua permanentemente en el combustible, creando un enlace de hidrógeno entre las moléculas de agua y las de combustible, mejorando la combustión mediante la irrigación de los puntos calientes de la cámara de combustión y transformando así el agua de un “problema” potencial a un “optimizador de la combustión”.
  • Aditivos Detergentes: eliminan las gomas y barnices del sistema de combustión, y las acumulaciones nocivas en inyectores de combustible, válvulas de admisión y cámaras de combustión.
  • Proporciona una limpieza en 2 etapas única de QMI:
    • Etapa 1: El Tratamiento de Combustible QMI contiene compuestos volátiles ligeros (sin alcoholes) para disolver rápidamente la goma, barniz y depósitos de resina.
    • Etapa 2: Los depósitos de carbón duros son difíciles de eliminar, por lo tanto, el tratamiento QMI también contiene componentes térmicamente estables a base de aceite que sobreviven a temperaturas de funcionamiento del motor, empapando los depósitos de carbón duro para reblandecerlos a largo plazo y eliminarlos por el flujo de combustible, vapores de combustible y gases de combustión.
  • Modificadores de la combustión: ralentizan el quemado de combustible para una limpieza más eficaz al tiempo que proporcionan una mayor producción de energía, mejoran el consumo de combustible y menor emisión de gases (como se ha demostrado en los análisis de emisiones). Aumenta el octanaje de la gasolina y funciona como un catalizador para mejorar la totalización del quemado de combustible y reducir tintineos.
  • Lubricantes superiores: lubrican la bomba de inyección, los inyectores de combustible, las válvulas, la zona superior de los cilindros y los anillos superiores; y prolongan la vida del motor aportando una protección muy necesaria. Ayudan al mantenimiento de la elasticidad de los sellos y juntas tóricas, reduciendo la probabilidad de que éstos se sequen, se agrieten o se hinchen y de que haya fallos relacionados con la bomba. Acondicionan para reducir futuros depósitos. Especialmente útil en combustibles sin plomo o bajos en azufre.

La gran necesidad de un tratamiento integral para el combustible viene creada por el uso de gasolina sin plomo, combustible diesel bajo en azufre, inyectores de combustible o sistemas sofisticados de carburación, combustibles refinados a partir de crudo de menor calidad, y grandes exigencias a motores pequeños de funcionamiento a altas temperaturas y muy revolucionados.

QMI Fuel Treatment satisface estas necesidades. La fórmula altamente concentrada de QMI aporta la mayor efectividad en relación con su coste en cuanto a protección del motor y una mejora del ahorro de combustible. Con un uso continuado, QMI Fuel Treatment proporciona un mantenimiento preventivo continuo contra la costosa acumulación de depósitos y problemas de conducción relacionados con la humedad.

Limpia y protege:

  • Depósitos y conductos de combustible.
  • Bombas de combustible, sistemas de inyección o carburadores.
  • Bujías, válvulas, zona superior de los cilindros y anillos de los pistones.
  • Sistemas de escape y conversores catalíticos (catalizadores).

Aplicaciones:

  • Todos los sistemas de combustión de gasolina y diesel, de almacenamiento de combustible y sistemas de manejo “handling systems”.
  • Este producto es excelente para todas las aplicaciones en el sector naval, incluyendo los motores de 2 tiempos.
  • Combustible diesel: la combinación exclusiva de «Componentes y Beneficios» (ver más arriba) de QMI ha demostrado ser eficaz a nivel mundial para aplicaciones sobre combustible diesel en el sector industrial.
  • Equipos de limpieza de inyección de combustible: Excelente para el uso en máquinas de limpieza de inyecctores de combustible. Simplemente mezcle una parte de tratamiento de combustible QMI con tres partes de la gasolina.

Instrucciones y proporciones de uso:

  • Tratamiento Alterno: Añadir el contenido (250 ml) a un depósito de hasta 60 litros de combustible. Volver a tratar cada 5000 Km. en motores de gasolina y cada 4000 Km. en motores diesel. (Para asegurar una buena mezcla, añadir QMI Fuel Treatment al depósito antes de repostar. Doblar la dosis en los dos primeros llenados del depósito para una limpieza más rápida y eliminación del agua).
  • Tratamiento Asiduo Motor Diesel: Añadir 60 ml por cada 40 litros de gasóleo (1:650).
  • Tratamiento Asiduo Motor Gasolina: Añadir 30 ml por cada 40 litros de gasolina (1:1300).
  • Tratamiento Anti-humos: Añadir el contenido (250 ml) a un depósito con 15-20 litros de combustible (1:60-80).

Formatos de Presentación:

  • Bote de 250 ml (Caja de 24 unidades x 250 ml)
  • Botella 1 Litro (Caja de 6 unidades x 1 Litro)
  • Bidón de 25 litros
  • Bidón de 208 L
QMI FUEL TREATMENT 250ml

QMI FUEL TREATMENT 250ml

Descargar FICHA TÉCNICA