QMI AUTOMATIC TRANSMISSION TREATMENT – Tratamiento antifricción para transmisiones automáticas


Beneficios:

  • Reducción de la fricción y el desgaste.
  • Cambio más suave.
  • Reducción del calentamiento y la tensión.
  • Mejora del rendimiento.
  • Reducción del consumo de combustible.
  • Reducción de costes de reparación.
  • Aumento de la vida útil de los componentes.
  • Reducción de la pérdida de energía.
  • Aumento del precio de reventa.
  • Rejuvenecimiento de los sellos.
  • Aumento de la vida eficaz del ATF.
  • Mantenimiento del buen funcionamiento de los mecanismos de control.

El desafío:

Las transmisiones automáticas son sistemas complejos que operan a temperaturas y tensiones elevadas. Su supervivencia exige que todos los componentes mantengan un buen funcionamiento: el conversor de torque, los engranajes planetarios, los embragues y correas, las válvulas de cambio, servos y acumuladores, los reguladores y los moduladores. El mal funcionamiento genera pérdidas de energía y un ahorro pobre de combustible. Las reparaciones son costosas.

La respuesta:

Es necesaria una lubricación óptima para mantener sin problemas el funcionamiento de la transmisión automática. QMI protege las superficies de fricción de metal sobre metal con su tratamiento de PTFE fundido, como “hielo mojado sobre hielo mojado”, una superficie de desgaste sustitutiva que reduce la fricción, el desgaste y el calentamiento a la vez que aumenta la eficiencia de la energía, prolonga la vida y proporciona un funcionamiento sin problemas.

• Después de la aplicación, el sistema de lubricación arrastra el tratamiento QMI a las superficies de fricción lubricadas.

• Los surfactantes de la fórmula química de la preparación de metal QMI SX-6000 reducen la tensión superficial de las gomas y barnices de las superficies de fricción y las preparan para el tratamiento de PTFE.

• Los elementos enlazantes de QMI SX-6000 trabajan con la acción mecánica para fundir el tratamiento de PTFE micro-fino en los puntos clave de las superficies de fricción. Ahora los componentes de fricción se deslizan unos sobre otros con la protección del PTFE de larga duración, reduciendo el desgaste en una proporción de entre el 30 y el 90%.

Protección segura y eficaz:

Como fabricante comprometido con la tecnología avanzada del tratamiento de PTFE, QMI ofrece un PTFE que se disuelve fácilmente en los aceites portadores y pasa fácilmente por los filtros estándar. Muchos años de esfuerzo en el desarrollo del producto produjeron el SX-6000, una fórmula de preparación de metal, mezcla, disolución y enlace exclusiva de QMI, con PTFE de alta densidad especializado, elegido especialmente por su mayor fuerza tensil y rigidez, resistencia superior a las fracturas, fuerza de flexión mejorada y duración.

Además, el tratamiento QMI utiliza PTFE químicamente inerte, no contiene cloro u otros componentes potencialmente dañinos, y no compromete las características del aceite ni tolerancias críticas de los componentes.  La fórmula SX-6000 de QMI ha sido probada mediante el Test de Secuencia IIIE de forma segura y efectiva, y cumple con los requisitos de garantías de los fabricantes. No provoca resbalamiento en los discos y correas de embrague de metal sobre fibra en las transmisiones automáticas.

Aplicaciones:

Recomendado para transmisiones automáticas de automóviles, camiones ligeros y vehículos similares. El tratamiento se aplica al líquido (ATF) existente de la transmisión automática, o bien en el intervalo del cambio de ATF.

Instrucciones:

  1. Agitar bien antes de usar y añadir al ATF de la transmisión automática. No dejar rebosar.
  2. Poner en marcha inmediatamente durante 30 minutos.
  3. Seguir las recomendaciones de mantenimiento del fabricante.
  4. Volver a aplicar cada 80.000 Km., o al cambiar el ATF.

Proporciones de uso:

Para transmisiones de automóviles o camiones ligeros aplicar todo el contenido 237 ml de QMI Automatic Transmission Treatment.

Para camiones pesados aplicar 1 parte del tratamiento QMI por cada 20 partes de ATF.