La importancia del cambio del líquido de la transmisión


¿Sabías que la mayoría de fallos y averías en la transmisión se producen debido a que el líquido de la transmisión no se cambia?

Las transmisiones Automáticas someten el líquido ATF a altas temperaturas y presiones, provocando la oxidación, el deterioro del fluido y finalmente su descomposición; reduciendo la lubricidad mientras se acumulan contaminantes, depósitos de barniz, desechos de material de fricción y metales abrasivos del desgaste que muelen juntas, válvulas y superficies de fricción. La falta de mantenimiento puede impedir el cambio, causar fugas y averías o fallos prematuros en la transmisión.

Vista interior de la Transmisión Automática de un Lexus IS F


La solución: QMI AUTOMATIC TRANSMISSION CLEANER – limpiador para transmisión automática, con su fórmula de limpieza segura y potente, disuelve y suspende los depósitos, limpiando todo el sistema de depósitos de barniz, residuos y otros contaminantes, incluyendo el convertidor de torque, el refrigerador, cuerpo de válvula y la pantalla del filtro. Libera y suspende metales abrasivos del desgaste que muelen y deterioran sellos, válvulas y superficies de fricción para eliminarlos facilmente durante el cambio del líquido. La limpieza antes de retirar el viejo ATF y la adición de nuevo ATF permite que el nuevo ATF lubrique y controle adecuadamente sin los problemas causados por los detergentes que ponen en suspensión depósitos anteriores y otros contaminantes. «¡No ponga líquido ATF limpio en una transmisión sucia!».