El mayor desgaste del motor se produce en el arranque


El mayor desgaste en un motor se produce durante su arranque en frío. Esto se debe en gran parte a que en el momento de arrancar el vehículo en frío, todo el lubricante se encuentra depositado en el cárter, ubicado en el fondo del motor. Esta situación se da en todos los motores, sin importar la calidad del lubricante.

Después del arranque, el aceite comienza a ser bombeado de abajo hacia arriba, tardando un tiempo en cubrir toda la superficie de fricción del motor. Durante este tiempo, existe un rozamiento entre las superficies sin lubricación. Este rozamiento sin la presencia de una película de lubricación que la proteja, es fricción de metal contra metal, que genera un aumento de la temperatura, un estrés del metal y por último un desgaste prematuro del motor.

Cabe destacar que en situaciones donde se arranca y para constantemente un motor, más fricción y más desgaste se genera. Por otra parte, es importante resaltar que la rapidez de la lubricación está directamente relacionada al grado de viscosidad que posee el aceite en frío. El primer número que indica las características de un aceite acompañado de la letra W (Winter) indica la viscosidad en frío del aceite. Cuanto mayor es el número, más viscoso es el aceite. Un aceite que tenga un grado de viscosidad alto tardará más tiempo en lubricar todo el motor que un aceite de menor viscosidad.

Estudios demuestran que el 80% del desgaste de un motor se produce en el arranque, cuando el aceite se encuentra en el fondo del cárter.

Al igual que las industrias pesadas exigen aplicaciones, los motores actuales van más revolucionados y funcionan a más temperatura con tolerancias más estrechas. Por lo tanto, proteja las partes móviles dentro de su motor con la protección de QMI ENGINE TREATMENT SX-9000 con PTFE. Los estudios muestran que cuando arranca su vehículo, el aceite está en la parte inferior del motor, lo que permite al metal bruto rozar contra el metal bruto. Ahí es cuando el 80% del desgaste ocurre en su motor. La protección del tratamiento para motor de QMI puede eliminar la mayor parte de ese desgaste al reducir la fricción, la amenaza número uno para la vida de su motor.

El tratamiento antifricción QMI ENGINE TREATMENT SX-9000 protege su motor con su fórmula SX-9000 con PTFE micro-fino y de alta densidad, que forma un recubrimiento lubricante que permanece adherido al metal y lo protege durante 80.000 Km o 1000 horas, llegando a reducir el desgaste hasta un 90%, según pruebas realizadas mediante el Test de Secuencia IIIE.

Esta película de lubricación que deja el tratamiento para motor de QMI, contribuye a reducir el desgaste del motor hasta en un 90%, es a su vez un recubrimiento de protección de emergencia que puede salvar su motor en caso de pérdida del lubricante, evitando costosas reparaciones, alargando su vida útil y reduciendo el consumo de combustible por una menor fricción.

Proteja las piezas móviles de tu motor con QMI ENGINE TREATMENT SX-9000 con PTFE, ¡Eficacia probada desde 1986!!!